Siempre saldrás temprano de tu trabajo si haces esto

Todos en algún momento u otro hemos dicho… “tanto que hacer y tan poco tiempo”.

Sigue estos consejos para que te alcance el tiempo

 

¿Cómo hacer para que me alcance el tiempo?

Uno de los principales engaños que nos decimos constantemente a nosotros mismos es “no me alcanza el tiempo”. “Tanto que hacer, pero nunca me alcanza el tiempo”. “Quiero hacer ejercicio, pero no tengo tiempo”. “Quiero pasar más tiempo con mis hijos, pero no logro salir temprano de mi empleo”. 

¿Has visto el común denominador en todos?  El tiempo ⏰.

Antes de entrar en materia queremos remontarnos a los 80s, 90s, cuando no había smartphones, y el internet apenas nacía. El tiempo pasaba bien lento, a veces sentíamos que los meses eran eternos, y que la vida era más tranquila.

Sabes que todo eso pasaba porque había menos distracciones que ahora: no había nada express, ni controles de remoto, ni apps que nos ayudaran a controlar nuestra vida. Tampoco compartíamos con el mundo nuestros momentos más privados con nuestra familia. ¡Y mucho menos compartíamos fotos de nuestros alimentos!. Imprimíamos nuestras fotografías y las veíamos para remontarnos a estos momentos especiales.

¿Ya te dio nostalgia? 😪

Pero bueno, el punto no es que te pusieras triste, sino  saber que hoy en día tenemos miles de distracciones que hacen que nuestro tiempo se reduzca, y que se consuma por los momentos que pasamos en aplicaciones y redes sociales. Y esa es la principal causa por la que no alcanza el tiempo.

Ahora, no queremos decir que la tecnología es mala, al contrario viene a ser un apoyo en nuestra gestión diaria, pero que debemos aplicarla de una mejor manera para administrar mejor nuestro tiempo en nuestro día a día.

Es por eso, que queremos darte algunos consejos para administrar mejor nuestras semanas y que la calidad, no solo la encontremos en un estándar, sino que también en nuestra vida cotidiana.

#1. Levántate temprano.

Una de las curiosidades más grandes del ser humano, es que somos más productivos cuando nos levantamos temprano. Al madrugar, tipo desde 4:30 am, podemos alcanzar a hacer cosas para que el tiempo nos abunde más.

Una de las ideas es que te levantes a hacer un buen desayuno para que tu cuerpo reciba todos los nutrientes y te de más energía en el día. Otra es que hagas ejercicio; cuando nos ejercitamos liberamos enforfinas, que producen en nuestro cuerpo sensación de alegría, tranquilidad y bienestar. Otra idea es que te levantes temprano, para hacer el desayuno o almuerzo a tus hijos y compartas con tu familia un momento especial, para fortalecer su unión. 

Al levantarte más temprano, harás más cosas en la mañana, tendrás menos estrés porque no te alcance el tiempo y llegarás a tu trabajo con la sensación de plenitud. Te recomendamos que empieces a madrugar para que tu tiempo se multiplique. 

#2. Escribe lo que debes hacer.

¿Haz escuchado este dicho?

“Más vale tinta pálida en papel sucio, que una mente brillante”

A lo que va es que al escribir nuestros pendientes o “to do list”, maximizamos el tiempo y logramos nuestros objetivos. Aunque quizás ya sabes todo lo que tienes que hacer, mejor escribe y añade un tiempo a cada actividad, para tu mejor control. Así no te comerá el día pensando en qué otra cosa debías realizar o entregar.

Una vez escuchamos una anécdota que decía que una persona tenía tantas metas y no lograba hacer ninguna. Las cosas cambiaron cuando hizo una compra dqe post its y empezó a anotarlas y pegarlas en su baño de habitación. Todos los días entonces leía las notas y lo motivaba a empezar a hacer acciones en concreto para lograr sus metas. FInalmente, las consiguió todas.

El escribir nuestros pendientes crea una especie de responsabilidad en cada uno de nosotros a fin de hacer las cosas . O como diría el CEO de una multinacional: “kill the snake (mata la serpiente)” 🐍. Este CEO le preguntó a su equipo: “cuando van manejando y encuentran una serpiente en la carretera, ¿qué hacen? ¿elaboran una junta para hacer una lluvia de ideas como matar a la serpiente, o simplemente la matan?. Este dicho ha llevado a que la gente se motive y que haga las cosas para alcanzar la productividad, por medio de una buena planificación. 

Escribe lo que debes hacer, asignale un tiempo en particular y adelante: ¡Bienvenida eficiencia! 

#3. Evalúa las tareas que te quitan más tiempo.

Hace poco elaborando el manual de procesos de uno de nuestros clientes, nos dimos cuenta que la mayoría de las personas hacen re-procesos. Estos son comunes en la mayoría de las organizaciones: revisar nuevamente lo que me enviaron, analizar los documentos, etc. Tantas actividades repetitivas, que no agregan valor. 

Debes evaluar estas tareas que ya hace alguien más, para que tu no las hagas. O implementar herramientas ,como un control de chequeo, para asegurarse de la calidad de un documento o información.

En el caso de nuestro cliente, le añadimos un tiempo a cada una de esas actividades, y nos dimos cuenta ¡que perdían casí la mitad de la mañana en hacer algo que otros compañeros ya estaban haciendo!. Decíamos perdían, porque eran tareas que no agregaban valor y que mataban el tiempo. 

Que siempre te alcance el tiempo

Evalúa las tareas que te consumen más tiempo y piensa… hasta que punto son necesarias para tu gestión diaría. Y  si no lo son, “que no te tiemble el pulso” para quitarlas de tu proceso diario.

#4. Toma tus horas de almuerzo o recesos.

En todo trabajo es necesario cortar la jornada de trabajo. Nunca vas a alcanzar todos tus pendientes si no sales a comer o no te paras a tomar agua o por un café. Este es un sano consejo, que te damos: sal a almorzar con tus compañeros o ve a tu casa y corta la jornada. Es necesario para “cambiar el chip” de la mañana y llevar nuevas ideas para la tarde. 

Cuando tomas tus horas de comida o recesos, eres más productivo por la tarde, porque no solo te has alimentado bien, sino que te sientes bien de estar un momento fuera de la oficina, visitando a tus seres queridos. Este consejo va acompañado de otro: no te quedes tarde más de la hora, a no ser que sea estrictamente necesario. Lo que no lograste hacer en 8 horas, no lo vas a hacer en dos horas más. Vete a casa a la hora de salida y que lo que dejas, retómalo mañana, después de haber descansado y estar lúcido. 

Antes de terminar, un consejo adicional: toma agua, 💦 ya que el estar hidratados nos permite pensar mejor y tener menos sueño durante la jornada laboral.

Prueba estos tips y dinos que te parecen en los comentarios abajo. En PROCEM queremos que siempre te alcance el tiempo, para que te realices personal y profesionalmente. 😁

¡Feliz inicio de semana!