Por qué es importante tener una filosofía empresarial

Ya has tomado el paso grande: empezar tu propio negocio… ahora lo que sigue es crear tu filosofía empresarial.
¿Qué es la filosofía empresarial y para qué sirve?

Es la identidad o imagen de una empresa ante las partes interesadas. Es decir, la forma en la que una empresa se presenta ante los demás. Digamos que viene a ser la personalidad de tu negocio o tu carta de presentación ante tus partes interesadas.

Es importante sobretodo cuando se inicia un negocio, para que tus clientes se enamoren no sólo de tus productos y servicios, sino de tu empresa. Es algo parecido a cuando conoces a esa persona especial: el físico llama la atención, pero la personalidad enamora 😍. Al definir una filosofía empresarial, no solo enamorarás a tus clientes, sino que también a tus colaboradores. Los empleados que se identifican con una empresa tienden a estar más motivados y formar parte de la misma por más tiempo.

Además, sirve para posicionar a tu empresa en el mercado y diferenciarte de tus competidores. 

Filosofía empresarial

¿Qué elementos componen una filosofía empresarial?

Cuatro: Misión, visión, valores y políticas. Vamos a explicar y ejemplificar cada una de estas.

Misión

La misión está compuesta de varias partes: en primer lugar, refleja el rol que hace la empresa. Segundo, incluye una breve explicación de los productos o servicios y como se proporcionan a los clientes. Finalmente, lleva ciertos adjetivos o características que diferencian a la empresa.

La misión debe ser lo más transparente y acercado a la realidad para que una organización demuestre congruencia con su operación. Debe estar presente y visible dentro de la organización para que tus empleados al verlo recuerden la importancia de hacer esa misión realidad. 

Una de los errores más frecuentes, es que la misión solo se enseña una vez y luego tiende a ser olvidada. La misión debes “mantenerla viva” con tus colaboradores y clientes por medio de: reuniones, capacitaciones, forma de vestir, trato de los empleados, etc. y sobretodo debe ir en relación con el plan estratégico de la empresa, por lo que debe revisarse y adecuarse a la realidad. 

Veámoslo un ejemplo: Utilizaremos el mismo negocio que creamos para este artículo

Misión de HFT: Satisfacemos las necesidades de nuestros clientes con la elaboración de comida saludable en la puerta de su hogar u oficina, como alternativa para mejorar y conservar su salud, todo con un servicio de calidad, integridad y respeto.

Puedes observar que hemos incluido los elementos citados anteriormente.

Visión

Si la misión indica quiénes somos, la visión indica en quiénes nos queremos convertir. Es la forma en la que la compañía se ve en un período de tiempo. Permite también la mejora continua dentro de la organización, fomentando la excelencia.

Algo que debe quedarte muy claro es que debes ser realista con la visión que escojas. No debes ponerte imposibles que no vas a poder alcanzar. Sobretodo, este punto es esencial cuando queremos enamorar a nuestros clientes, no debemos darle una imagen que no vamos a poder cumplir en determinado tiempo. Como hemos dicho, la visión debe combinar nuestros objetivos estratégicos, como insumo para vernos en un futuro.

Es importante que la visión vaya acompañada con la misión para que tanto tus empleados, como partes interesadas conozcan lo que son y adonde quieren llegar. También, es indispensable que esta sea recordada, sobretodo por la alta dirección, la cual debe de jugar un papel fundamental al motivar al personal para cumplirla.

Veamos como ser vería la visión para “Healthy Food Truck”:

Visión de HFT: Convertirnos en la primera opción en comida saludable para nuestros clientes, alcanzando una mayor cobertura de territorio a nivel nacional, al incrementar nuestra flota de trucks, siempre brindando un servicio de calidad, integridad y respeto.

¿Ves como combinamos la misión y la visión juntas? 

Valores

Los valores son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir, apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras, o un comportamiento en lugar de otro. También son fuente de satisfacción y plenitud.

Son los principios que tu organización reflejará en su comportamiento. Es decir, aquello por lo cuál se regirán cada uno de los colaboradores que forman parte de tu negocio. Los valores deben fomentarse por medio de la capacitación constante a tus empleados. Por ej, si una empresa elige como uno de sus principios: honestidad, ¿cómo los cumplirá el empleado? Debes indicarle por medio de una capacitación o entrenamiento cómo cumplirlo. 

Es importante que los valores vayan en coherencia con el rubro de tu negocio. Por ejemplo, para una empresa financiera, uno de sus valores debe ser la confidencialidad, al asegurarle a sus cliente que no revelará su información a nadie más. Para una empresa de limpieza, puede ser: calidad, servicio al cliente, integridad, etc. También, es importante que no escojas más de 5 valores, así puedes cumplirlos a la hora de prestar los servicios o entregar los productos.

Veamos nuestra empresa, ¿qué valores podríamos escoger?:

Filosofía empresarial

¿Viste cómo formamos un acrónimo? es una buena idea para que tus empleados recuerden sus valores. En este caso escogimos el acrónimo “RICO”, en el que damos a conocer que todos nuestros platillos son “ricos” o deliciosos.

Políticas

Por último, pero no menos importante: las políticas. Son las “reglas del juego” que tiene una organización para cada una de sus partes interesadas. El número de políticas pueden variar, dependiendo el tamaño de la organización, pero generalmente se agrupan en las siguientes:

  • Política general de la compañía: Define la líneas generales de la compañía, deben ser conocidas por todos los colaboradores y partes interesadas. Debe de ir en concordancia a los objetivos estratégicos de la compañía,  su misión y visión.
  • Políticas departamentales: Son los principios que debe seguir cada departamento de la organización. Algunas de las más comunes son: política de calidad, en donde se fijan los objetivos de calidad a alcanzar; la politica de medioambiente, que indica la forma cómo tratar los desechos. Otros ejemplos pueden ser: la política de vestimenta, política de recursos humanos, etc.
  • Políticas específicas: Este último tipo de políticas son principios fijados para actividades y proyectos concretos. 

¿Qué políticas escogeríamos para HTF?

Por ejemplo: podemos diseñar Política general de la compañía, dado que estamos iniciando el negocio. A medida que crezcamos y cumplamos nuestra visión 😉 podremos incorporar nuevas políticas.

TIP antes de finalizar: Revisa tu filosofía empresarial, por lo menos cada 5 años, para que siga en dirección a tu plan estratégico.

Filosofía empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.